Buscar este blog

Cargando...

domingo, 27 de septiembre de 2009

EL ALACRAN

Un maestro oriental que vio cómo un alacrán se estaba ahogando, decidió sacarlo del agua, pero cuando lo hizo, el alacrán lo picó. Por la reacción al dolor, el maestro lo soltó, y el animal cayó al agua y de nuevo estaba ahogándose. El maestro intentó sacarlo otra vez, y otra vez el alacrán lo picó.

Alguien que habí­a observado todo, se acercó al maestro y le dijo:
-Perdone, ¡pero usted es terco! ¿No entiende que cada vez que intente sacarlo del agua lo picará?

El maestro respondió:
-La naturaleza del alacrán es picar, y eso no va a cambiar la mí­a, que es ayudar.
Y entonces, ayudándose de una hoja el maestro sacó al animalito del agua y le salvó la vida.
No cambies tu naturaleza si alguien te hace daño; solo toma precauciones. Romanos 12:21 - No seas vencido por lo malo; mejor vence con el bien el mal.


FUENTE:

Parameditar.com

miércoles, 23 de septiembre de 2009

EL NAUFRAGO

El único sobreviviente de un naufragio llegó a la playa de una diminuta y deshabitada isla. Pidió fervientemente a Dios ser rescatado, y cada día escudriñaba el horizonte buscando ayuda, pero no parecía llegar. Cansado, finalmente optó por construirse una cabaña de madera para protegerse y almacenar sus pocas pertenencias. Entonces, un día, tras merodear por la isla en busca de alimento, regresó a su casa sólo para encontrar su cabañita envuelta en llamas, con el humo ascendiendo hasta el cielo.

Lo peor había ocurrido: lo había perdido todo. Quedó anonadado de tristeza y rabia: «Dios mío, ¿Cómo pudiste hacerme esto?» se lamentó. Sin embargo, al día siguiente fue despertado por el ruido de un barco que se acercaba a la isla. Habían venido a rescatarlo.
— ¿Cómo supieron que estaba aquí? – preguntó a sus salvadores.—
Vimos su señal de humo – contestaron ellos.

La próxima vez que tu cabaña se vuelva humo, recuerda que puede ser la señal de que la ayuda y gracia de Dios viene en camino.

Y sabemos que a los que aman a Dios, todas las cosas les ayudan a bien, esto es, a los que conforme a su propósito son llamados.

¿Qué, pues, diremos a esto? Si Dios es por nosotros, ¿quién contra nosotros?

¿Quién nos separará del amor de Cristo? ¿Tribulación, o angustia, o persecución, o hambre, o desnudez, o peligro, o espada? Rom. 8:28-31-35.

viernes, 18 de septiembre de 2009

Dios Nos Ofrece Una Nueva Oportunidad

Dios Nos Ofrece Una Nueva Oportunidad

Las lágrimas surcaron su rostro. Despacio. Como rocío de la mañana. Su tez negra se perló con cada nueva gota que escapaba hasta llegar a sus labios y proseguir en ese tránsito interminable que sólo puede ser descrito con una palabra: emoción. Getahum abrazó a su esposa Azab y a su hijo Betamary. Los cubrió con sus brazos de gigante. Les transmitió toda la ternura que embargaba su corazón.

Hacía tres años que no compartía un momento así. Por eso, aquél momento resultó inolvidable. La última vez que vio a su mujer, ella lloraba. La doblegaban la tristeza y la angustia. "Nos veremos de nuevo", le prometió para tranquilizarla.

Ese día que salió de Etiopía, clandestino, por la frontera, sintió que algo se desprendía desde lo más profundo de su corazón. Era la consecuencia, apenas previsible, de haber sido sorprendido criticando las persecuciones, privaciones y arbitrariedades en su país. "El gobierno no puede seguir oprimiendo a quienes no tienen como defenderse", escribió en un cuaderno rústico que cayó en manos de las autoridades.

Con el poco dinero que recogió tras vender sus propiedades—casi nada--, huyó hacia Cuba y luego, en una acción desesperada por encontrar salida a su situación, emprendió viaje a Bolivia, cruzando en avión un océano que le pareció interminable, y surcando montañas que—en su criterio—semejaban al tamaño de sus problemas.

En la soledad de los cuartos donde durmió, rememoraba las imágenes de su esposa y su hijo. Les escribió muchísimas cartas que jamás envió, por dos razones: la primera, no tenía dinero y, la segunda, porque incluso acceder a un puerto de Internet sonaba como una utopía.

Asilado en Colombia pudo realizar las gestiones para reencontrarse con su familia. Y lo hizo una tarde fría en Santafé de Bogotá. "Hay tantas cosas que contarnos, que creo que el tiempo no nos va a alcanzar", le dijo a un noticiario de televisión que transmitió su conmovedora historia al país.


¡Hoy puede comenzar de nuevo!

Siempre hay una oportunidad para comenzar de nuevo. "He pecado tanto que creo que Dios no me perdonará jamás. Incluso, tengo una enfermedad contagiosa, producto de mi mal vivir, y siento vergüenza de todo el daño causado", me escribió una joven mujer. ¿Mi respuesta? "Se equivoca. Hay oportunidad de comenzar de nuevo. Dios le perdona, ahora usted misma debe perdonarse y abrir las ventanas a esa nueva existencia".

Desde donde se encuentre, recuerde que todavía está a tiempo de volver su mirada a Dios y reemprender el camino. "Sucederá que cuando hubieren venido sobre ti todas estas cosas, la bendición y la maldición que he puesto delante de ti, y te arrepintieres en medio de todas las naciones adonde te hubiere arrojado Jehová tu Dios, y te convirtieres a Jehová tu Dios, y obedecieres a su voz conforme a todo lo que yo te mando hoy, tú y tus hijos, con todo tu corazón y con toda tu alma, entonces Jehová hará volver a tus cautivos, y tendrá misericordia de ti, y volverá a recogerte de entre todos los pueblos adonde te hubiere esparcido Jehová tu Dios. Aun cuando tus desterrados estuvieren en las partes más lejanas que hay debajo del cielo, de allí te recogerá Jehová tu Dios, y de allá te tomará…" (Deuteronomio 30:1-4)

Basta volverse al Señor. Con el corazón y con el alma. Albergando sinceridad. Afincado en la determinación de no fallar de nuevo. Dios Conoce lo que hay en el corazón, nos fortalece para seguir adelante y—si permanecemos prendidos de su mano—nos asegura la victoria. Decídase. Hoy es el día para comenzar una vida renovada en Jesucristo.







Autor:
Pastor Fernando Alexis Jiménez
http://unvasomasfragil.com/

miércoles, 16 de septiembre de 2009

UN ANGEL Y UN AMIGO

Un ángel no nos escoge: Dios nos lo asigna.

Un amigo nos toma de la mano y nos acerca a Dios.
Un ángel tiene la obligación de cuidarnos.
Un amigo nos cuida por amor .
Un ángel te ayuda evitando que tengas problemas.
Un amigo te ayuda a resolverlos
Un ángel te ve sufrir, sin poderte abrazar.
Un amigo te abraza, porque no quiere verte sufrir.
Un ángel te ve sonreír y observa tus alegrías.
Un amigo te hace sonreír y te hace parte de sus alegrías.
Un ángel sabe cuando necesitas que alguien te escuche.

Un amigo te escucha, sin decirle que lo necesitas.
Un ángel, en realidad es parte de tus sueños.
Un amigo, comparte y lucha para que tus sueños sean una realidad.
Un ángel siempre está contigo ahí, no sabe extrañarnos.
Un amigo, cuando no está contigo, no sólo te extraña, también piensa en ti.
Un ángel vela tu sueño,
Un amigo sueña contigo
Un ángel aplaude tus triunfos,
Un amigo te ayuda para que triunfes
Un ángel se preocupa cuando estás mal
Un amigo se desvive porque estés bien.
Un ángel recibe una oración tuya.
Un amigo hace una oración por ti.
Un ángel te ayuda a sobrevivir.
Un amigo vive por ti.
Para un ángel, eres una misión que cumplir
Para una amigo, eres un tesoro que defender.
Un ángel, es algo celestial.
Un amigo es la oportunidad de conocer lo más hermoso
que hay en la vida,"el amor y la amistad".
Un ángel quisiera ser tu amigo.
Un amigo, sin proponérselo, también es tu ÁNGEL.
El hombre que tiene amigos ha de mostrarse amigo;
Y amigo hay más unido que un hermano. Prov. 18:24.

martes, 15 de septiembre de 2009

QUE TIPO DE MUJER ERES???

¿Una mujer fuerte, o una mujer de fortaleza?
Una mujer fuerte hace ejercicios todos los días para mantener su cuerpo en forma...mientras que una mujer de fortaleza se arrodilla a orar,para mantener su alma en forma...
Una mujer fuerte no teme a nada...mientras una mujer de fortaleza demuestra valor en medio de su temor...
Una mujer fuerte a nadie permite que le quite lo mejor de ella...mientras que una mujer de fortaleza da lo mejor de sí a todos...
Una mujer fuerte comete errores y los evita en el futuro...mientras una mujer de fortaleza se da cuenta que los errores en la vida - también pueden ser bendiciones de Dios, y aprende de ellos...
Una mujer fuerte camina con pasos seguros...mientras una mujer de fortaleza sabe que Dios la ayudará si cae...
Una mujer fuerte muestra en su rostro una expresión de confianza...mientras una mujer de fortaleza muestra una expresión de gracia...
Una mujer fuerte tiene fe en que tiene fuerza suficiente para el viaje...mientras una mujer de fortaleza tiene fe que el viaje la hará más fuerte...

Mujer virtuosa, ¿quién la hallará?
Porque su valor sobrepasa a las perlas. Prov. 31:10.

Engañosa es la gracia y vana es la hermosura;
la mujer que teme a Jehovah, ella será alabada. Prov. 31:30.

La mujer sabia edifica su casa,
pero la insensata con sus propias manos la destruye. Prov. 14:1

domingo, 13 de septiembre de 2009

EL BAMBU Y EL ROBLE

Cierto día cuando estaba en el bosque vi que un joven de 16 años aproximadamente, golpeaba un árbol, fui donde el estaba, me senté y solo miré, cuando vi que cesó de golpear aquel árbol, solo dije: ¡muy duro he! tienes problemas y los resuelves golpeando un árbol.

-Si así soy, duro y fuerte.-

-Prefieres golpear un árbol descargar toda tu energía en él y abandonar tus problemas sin tratar de resolverlos,...que bien.-

-Así que duro y fuerte.

Ven, te voy a decir algo.-

Lo llevé hasta donde estaba un Roble, después lo lleve a donde estaba un bambú...

-Obsérvalos, el Roble es Grande, Duro, y muy Fuerte, igual que tu, y El bambú es muy Delgado, y Flexible. En tiempos de tormenta cuando los vientos soplan muy fuerte el único que sobrevive a tal desastre natural es el bambú, ya que el roble es muy duro para soportar la tormenta.

El bambú con su gran flexibilidad soporta toda tormenta se mueve y dobla en armonía hacia donde los vientos se dirijan y el roble como es tan duro, esta tan estático que en ves de doblarse se quiebra, trata de resistir de imponerse ante la tormenta hasta que tarde o temprano cede. Pasada la tormenta el único que queda de pie es el bambú delgado y flexible, listo para soportar otra tormenta.

En tu vida considera cada problema como una tormenta y decide si te comportas como un bambú o como un roble.


Si crees que soy un sabio; estas equivocado… Solo soy un leñador.

Humillaos, pues, bajo la poderosa mano de Dios, para que él os exalte cuando fuere tiempo;

echando toda vuestra ansiedad sobre él, porque él tiene cuidado de vosotros.1 Pedro 5:6-7.


miércoles, 9 de septiembre de 2009

EL OSO

Dos adolescentes caminaban por un bosque cuando de pronto un enorme oso se les apareció; uno, sin decir nada al otro corrió a treparse a un árbol, mientras que su compañero se tiró al suelo fingiéndose muerto; el oso lo olfateó y hasta resopló en su oreja, el muchacho soportó sin moverse, auque sentí­a mucho miedo.

Hasta que finalmente el animal se fue, pues esa clase de osos no les gusta la carne muerta, el muchacho del árbol bajó y le preguntó al otro: ¿Qué te dijo el oso cuando te habló en la oreja? "Me Dijo", Contestó Pálido del Susto, "que Jamás Confié en Aquel que me abandona en Tiempo de Necesidad".

Varias situaciones de una fábula sólo son verdad en la imaginación del autor; Sin embargo, el diario vivir presenta casos dignos de reflexión. Salomón el rey sabio dijo: "En todo tiempo ama el amigo, y es como un hermano en el dí­a de la angustia" y "Amigo hay más unido que un hermano".


Jesucristo Expresó: "El Arbol es conocido por su fruto" queriendo decir, que se valora a los hombres a través de lo que hacen y no por lo que dicen que son. Si alguien espera hallar amistad en los demás sin hacer nada, a lo mejor envejece y no la encuentra; pero si prueba primero ser amigo, verá con satisfacción que otros a él ya le buscaban.
Fuente:
Parameditar.com

lunes, 7 de septiembre de 2009

LA HORACION DE JABES

La Oración de Jabes: ¿Qué es?
La oración de Jabes viene de la Biblia. En 1 Crónicas 4:10, leemos: “E invocó Jabes al Dios de Israel diciendo: ¡Oh si me dieras bendición, y ensancharas mi territorio, y si tu mano estuviera conmigo, y me librarás del mal, para que no me dañe! Y le otorgó Dios lo que pidió.”
La oración se compone de cuatro partes.

Primero, Jabes le pide a Dios que lo bendiga.

Segundo, le pide a Dios que engrandezca su territorio o aumente su responsabilidad.

Tercero, él ora que Dios esté con él y que se mantenga cerca.

Finalmente, Jabes le pide a Dios que lo mantenga libre de mal para mantenerse libre de dolor.

La Oración de Jabes: ¿Por qué es importante?
La oración de Jabes revela que Jabes entiende lo que mucha gente no comprende – sólo hay un Dios y Él debe ser el centro de nuestro trabajo. Dios quiere bendecir toda vida. Pero, debemos escoger primero invitar a Dios a nuestras vidas y pedir sus bendiciones. Jabes quiere tener éxito y agrandar su esfera de influencia para Dios. La esfera de influencia específica no es importante. Lo que es importante es que cuando queremos alcanzar metas tenemos a Dios de nuestro lado. Proverbios 16:3 dice; “Encomienda a Jehová todas tus obras, y tus pensamientos serán afirmados.” Es crítico entender y practicar esto en una relación íntima con Dios. Más aún, es igualmente importante mantenerse cerca a Dios y descansar en Su apoyo y guía continuos a través de la vida. Jabes claramente conoce y ora específicamente a Aquél que puede protegerlo de la maldad y el dolor – Dios. Al final del verso es obvio que Dios aprobó esta oración fiel por concederla. Es importante ver también que Jabes fue apasionado en su ruego a Dios: “Él clamó al Dios de Israel.” Dios quiere escuchar a través de oraciones apasionadas que le necesitemos.


La Oración de Jabes: ¿Qué significado tiene para ti?

La oración de Jabes nos recuerda que todo el mundo tiene luchas al escoger entre confiar en sí mismo o en Dios. Ya sea que seas un cristiano enfocado o simplemente estés buscando saber más acerca de Dios, la vida es un proceso de crecimiento. Sin embargo, está muy claro al repasar la Oración de Jabes tanto como el resto de la Biblia, que Dios es fiel en preocuparse de aquellos que le buscan. Jabes es un gran ejemplo de cómo Dios desea que todos se acerquen a Él a través de oración constante y apasionada. Si estás buscando comenzar una relación con Dios o mejorar tu relación actual con Él, comienza con la oración. Dios responde a oraciones cuando confías en Él (1Crónicas 5:20). Las oraciones a Dios le complacen (Proverbios 15:8). Todos podemos aprender de Jabes y orar fielmente a Dios en todo lo que hacemos.

jueves, 3 de septiembre de 2009

EL PELUQUERO



Un hombre fue a una peluquería a cortarse el cabello, entabló una conversación con la persona que le atendió. De pronto, tocaron el tema de Dios. El barbero dijo, "Yo no creo que Dios exista, como usted dice". Sorprendido, el cliente preguntó, "¿Por qué dice usted eso?"

"Es muy fácil, al salir a la calle se da uno cuenta de que Dios no existe. O dígame, acaso si Dios existiera, ¿habría tantos enfermos? ¿Habría niños abandonados? Si Dios existiera, no habría sufrimiento ni tanto dolor para la humanidad. No puedo pensar que exista un Dios que permita todas estas cosas."

El cliente se quedó pensando y no quiso responder para evitar una discusión. Al terminar su trabajo, el cliente salió del negocio y vio a un hombre con la barba y el cabello largo. Entró de nuevo a la barbería y le dijo al barbero. "¿Sabe una cosa? Los barberos no existen."
"¿Cómo? Si aquí estoy yo" replicó el peluquero. "¡No!" dijo el cliente, "no existen porque si existieran no habría personas con el pelo y la barba tan larga como la de ese hombre."
"Los barberos sí existen. Es que esas personas no vienen hacia mí" contestó el afeitador. "¡Exacto!" dijo el cliente. "Ese es el punto. ¡Dios sí existe! Lo que pasa es que las personas no van hacia él y no le buscan, por eso hay tanto dolor y miseria."

Una cosa que tenemos que entender es que la Biblia nunca discute la existencia de Dios porque es algo orgánicamente entendido por la creación. Nadie es por naturaleza un "ateo" sino que el ateísmo es una manera de pensar que las personas tienen.

En Romanos 1 el Apóstol Pablo explica elocuentemente que toda la creación es una evidencia palpable de la existencia de Dios. Con todo, el instrumento predilecto que Dios tiene para testificar de su existencia no es la creación. Tampoco son los ángeles. Aunque Dios usó a los ángeles para traernos la ley (Hechos 7:53) ellos no tienen el privilegio de ser portavoces de la manifestación de la gracia de Dios hacia los hombres. (La última vez que los usó para proclamar las Buenas Nuevas era en el nacimiento de Cristo. Lucas 2:8-15)
Su instrumento escogido es el ser humano: tú y yo. Es la responsabilidad de los que hemos tenido un encuentro personal con Él dejar el mundo saber que Dios sí es real y se manifestó en la carne cuando nación en Belén.

LA BIBLIA DICE QUE ES EL NECIO, NO EL ATEO, QUE DICE QUE NO HAY DIOS.
(II Corintios 4:3) Y si todavía nuestro evangelio está velado, para los que se pierden está velado.




Fuente:
Hno. Prince Parker