Buscar este blog

lunes, 31 de enero de 2011

EL PEREGRINO Y LA CRUZ

Cuenta la historia de un peregrino que al junto de otros cargaba su cruz hacia la meta que Dios le había diseñado, Pero aconteció un día que el camino parecía largo e inalcanzable y la cruz muy pesada que el peregrino dice:

Señor, la cruz es demasiado pesada, por favor déjeme cortarla un poquito.

El señor le dice: puedes cortar solo un poco.




Luego de seguir caminando por unos días, el peregrino se queja y dice:

Señor, por favor, déjame córtala un poquito más y podré cargarla mejor



Luego dice el peregrino: Señor, muchas gracias.

Luego de caminar por días y días el peregrino llegue al final del camino para alcanzar la meta diseñada por Dios y sucede que hay un abismo entre el peregrino y su galardón.



El peregrino nuevamente replica y dice:

Señor que are para cruzar...


Y el Señor le responde:
Usa la cruz como puente y cruza por encima

El peregrino dice:
Ahhh, es demasiado corta y no puedo cruzar.



Sólo hay una salida para las pruebas y  sufrimientos, y es pasando por ellos, 
Dios nunca te dará más de lo que puedes cargar.
Así que carga tu cruz y regocíjate en el premio.
Aprendamos a cargar nuestra cruz sin renegar y sólo pidamos al

Señor fuerza y fortaleza para salir adelante y salir triunfadores.
Cualquiera sea tu cruz, Cualquiera sea tu dolor, siempre habrá un resplandor, un atardecer, después de la lluvia....
Quizás puedas tropezar, quizás hasta caer...
Pero Dios siempre está listo a responder a tu llamada...
Dios siempre enviará un arco iris después de la lluvia.

DIOS TE BENDIGA.


1 comentarios:

Anónimo dijo...

DIOS te bendiga por este trabajo que hiciste ,lo tomo para compartirlo con el grupo de niños de la iglesia .

Publicar un comentario

Gracias por compartir tu opinio, ya que es muy importante para nosotros. Este comentario sera revisado y está esperando ser aprobado por un administrador.