Buscar este blog

viernes, 22 de julio de 2011

EL GOBIERNO DE DIOS

Gobierno tiene que ver con guía, dirección, vendría a ser “el timón del barco”.

Dios diseñó TODO el universo para ser gobernado por Él. Ya que Él fue el creador de todas las cosas sabe como debe funcionar todo. Con el pecado y nuestra rebeldía lo que hacemos es negarle ese gobierno a Dios.

Dios quiere restaurar su gobierno, por amor! Porque Él sabe y conoce los desastres que hacemos cuando somos nosotros quienes gobernamos, y no sólo arruinamos nuestras vidas y las vidas de quienes nos rodean sino también toda la creación.

En la Biblia encontramos 3 clases de gobierno:
•    El que es dirigido por Dios, como en el caso de David.
•    El que es dirigido por el hombre, como en el caso de Saúl
•    Y el que es dirigido por Satanás, como en el caso de Jezabel

En Romanos 12:2 leemos:

“No se amolden al mundo actual, sino sean transformados mediante la renovación de su mente. Así podrán comprobar cuál es la voluntad de Dios, buena, agradable y perfecta.”

Es posible que la voluntad de Dios nos saque lágrimas en un momento determinado, pero Dios, que conoce nuestro futuro sabe qué es lo mejor para nuestras vidas.

A veces tenemos áreas de nuestra vida que no están bajo Su gobierno, quizás son áreas en las que gobiernas tú mismo o quizás Satanás tiene el control (No estoy diciendo que estés endemoniado) de estás pídele a Dios que te revele si es así en tu vida. Y entrégale a Dios el gobierno.

Dios nos dijo en la reunión: “Si yo gobierno que tus rodillas se doblen”

Dice la Escritura:

«Dios se opone a los orgullosos, pero da gracia a los humildes.» Así que sométanse a Dios. Resistan al diablo, y él huirá de ustedes.” Santiago 4.6-7

Espero que esta reflexión haya sido de bendición para tu vida.

2 comentarios:

Pascual Velazquez dijo...

DIOS EL GOBIERNO PERFECTO

Pascual Velazquez dijo...

DIOS EL GOBIERNO PERFECTO

Publicar un comentario

Gracias por compartir tu opinio, ya que es muy importante para nosotros. Este comentario sera revisado y está esperando ser aprobado por un administrador.